Posteado por: valadir | octubre 28, 2007

Consejos para comprar… un ordenador

Me gustaría crear una serie de post de la serie “¿Cómo comprar…?”, y ya tengo algunas ideas, pero me gustaría que si hay algún producto que os interese comprar y tengáis muchas dudas sobre que tipo elegir hacédmelo saber para ver si os puedo ayudar de alguna forma.

Pero bueno, entremos ya en el tema. Mucha gente tiene muchas dudas al respecto y, desgraciadamente, no siempre se opta por la mejor solución. Cantidad de veces he visto a gente que le vendieron equipos lentos cuando estaban dispuestos a gastarse un poco más si les hubiesen advertido, o gente con equipos potentísimos que no los aprovechan, pudiéndose haber ahorrado algo de dinero.

La primera distinción que alguien deberá hacer es: ¿portátil o sobremesa? Un ordenador portátil es útil para viajar, pero no es un ordenador pensado para estar encendido durante varios días seguidos, además tienen pantallas pequeñas y altavoces poco potentes que no son agradables para reproducir música o películas. En este primer tutorial quiero centrarme en los ordenadores de sobremesa, es decir, aquellos que están en una habitación, despacho o recepción de alguna empresa.

Lo principal a la hora de comprar el ordenador es pensar el uso que le vamos a dar y las dependencias de software que tengamos. Por supuesto, todos queremos gastarnos lo menos posible y que se ajuste al máximo a nuestras necesidades, asi que vamos a intentar lograr un equilibrio.

Para empezar, hay tres formas de conseguir un nuevo ordenador. Comprando uno completo en alguna tienda, comprando uno por piezas o renovando sólo algunas piezas de nuestro viejo sobremesa.

Comprar un nuevo ordenador completo: existen muchas marcas que ofrecen ordenadores completos como Dell, HP, Fujitsu-Siemens, Apple… De elegir esta opción debéis llevar cuidado de comprarlo en tiendas de informática y huir de grandes superficies que recientemente han incorporado informática como Carrefour, Eroski o Aldi.

A la hora de elegir un nuevo ordenador van a importar mucho las prestaciones y la marca, ya que de ello dependerá el precio final del producto. Desgraciadamente hoy en día casi todos vienen con Windows Vista, que requiere una cantidad de recursos que subirán el precio del ordenador a 600€, y si queréis que vaya fluido dudo que lo consigáis por menos de 800€. Para que funcione bien Windows Vista necesitaréis 2GB de memoria RAM, tarjeta de vídeo de 128MB y procesador Intel (si es Core2Duo mejor). Claro que si vais a seguir usando XP (si podeis conseguir uno que todavia lo traiga) podréis gastaros sólo 300 o 400€. Pero para aquellos que queráis libraros de Windows y ahorraros problemas tenéis dos opciones: un PC con Linux o un Mac con MacOS. Linux es un sistema que hoy en día es tan o incluso más fácil de usar que cualquier Windows, y MacOS es el mejor sistema operativo que he probado en mi vida, lástima que sólo funcione en máquinas de Apple. El “problema” de las máquinas de Apple es su precio, ya que el modelo más barato cuesta alrededor de 550€ (el Mac Mini) sólo la torre o el iMac por 1200€ (todo incluido), pero es sencillamente genial y pagas un hardware, un diseño y una funcionalidad increibles. Mirad esta comparación iMac vs Dell:

iMac vs Dell

¡La comparación está hecha entre dos equipos con las mismas prestaciones! (el iMac no tiene torre porque todo el ordenador está en la pantalla): son ordenadores de nueva generación, con pantallas TFT (la del iMac es más grande, concretamente de 24″ frente a la de 17″ del Dell, pero el iMac también viene con pantalla de 20″), webcam, microfono, bluethooth, WiFi… lo único que falla es que el iMac viene con altavoces integrados y en la foto el Dell no podría reproducir audio. En todos los equipos Apple se puede hacer funcionar Windows, sabiendo que el hardware es suficiente (aunque yo creo que le faltaría añadir 1 GB de RAM más).

La segunda opción es comprar un ordenador por piezas, quedando fuera todas las marcas anteriores y cobrando protagonismo los fabricantes de las piezas. Para esta opción, os recomiendo tiendas como PCBox, El Filón o PC Coste. Lo mejor es que vayáis y os dejéis aconsejar por ellos. Simplemente decidles el uso que le queréis dar al ordenador y las cualidades que le pedís. Por ejemplo, si queréis un ordenador para navegar por Internet y jugar, os valdrá con un AMD, 1GB de RAM y una buena tarjeta gráfica de 256MB, pero si os gusta tener muchos programas abiertos, ver muchos vídeos y usáis aplicaciones muy grandes necesitaréis un Intel Core2Duo, 2 GB de RAM y con una tarjeta gráfica de 128MB será suficiente. Eso sí, aprovechad que no os imponen sistema operativo y elegid Linux (así también podréis reutilizar vuestra licencia de Windows que estabais usando) o comprad un Windows XP que no requiere tantos recursos.

La tercera opción es ampliar el ordenador. Ésta es la opción que recomiendo si tenéis un ordenador (PC o Mac) viejo (pero no demasiado). En caso de Mac sólo podréis ampliarle la RAM y el disco duro, ya que cambiarle la tarjeta gráfica o el procesador probablemente os cueste demasiado caro o incluso sea imposible (depende de cuántos años tenga), aunque recordad que en el caso de Mac, el nuevo sistema operativo funciona con procesadores G4 de 800MHz o superiores, es decir, máquinas de hace 5-6 años. En caso de un PC viejo podréis cambiar el procesador, en cuyo caso deberéis cambiar la placa base y también la RAM, lo que encarece bastante la ampliación. Tened en cuenta que si lleváis ampliando el ordenador desde hace muchos años probablemente tengáis piezas demasiado viejas que reducen el rendimiento o harán peligrar la vida útil del resto de piezas. Las fuentes de alimentación tienen poca vida útil, asi que yo recomiendo cambiarlas cada 2 o 3 años (las podéis comprar independientes o que os vengan ya con una caja de torre). Los reproductores/grabadores de CD o DVD viejos harán que cada vez que los usemos tardemos demasiado en conseguir los datos que queramos, por lo que es recomendable cambiarlos también cada 2 o 3 años. Por último, los discos duros. Es importante que sean rápidos para agilizar todas las tareas del ordenador, asi que si tenéis un viejo disco de conexión IDE cambiadlo por un SATA o mejor SATA2 (ojo, cuidado que vuestra placa base los admita, no vaya a ser que tengáis que cambiar la placa para el nuevo disco).

Creo que con esto podéis tener una idea de cómo estar contentos con la compra de un ordenador gastándoos sólo el dinero que necesitéis. Como última recomendación: nunca compréis lo último o lo mejor, su precio no es acorde con el rendimiento extra respecto a la categoría anterior (salvo raras excepciones).

Anuncios

Responses

  1. Exelente tu recomendacion, voy a tomar muy en cuenta a la hora de ampliar mi equipo!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: