Posteado por: valadir | octubre 24, 2007

Consejos para la instalación de LINUX

Instalacion Linux

Voy a explicar los pasos genéricos para una instalación de Linux, sin entrar en detalles de la distribución. Hay que tener en cuenta que si deseamos instalar Linux en un PC que ya tenga Windows, la instalación de Linux debe ser después de la de Windows, ya que Windows acostumbra a sobrescribir el gestor de arranque, haciéndonos imposible volver a ver nuestro querido Lilo/GRUB (son los principales gestores de arranque en Linux).

Lo primero que debemos hacer es descargarnos la distribución de Linux que queramos (sí, la mayoría de las distribuciones de Linux son gratuitas). Si no sabemos cual escoger, lo mejor es que naveguéis primero por foros o sus respectivas páginas Web para decidir cual se ajusta más a vuestras necesidades. En un futuro post intentaré hablar sobre algunas distribuciones para que os sea más fácil decidiros. Elijáis la que elijáis recomiendo que os descarguéis una versión de la Knoppix por si hay que usarla para recuperar datos, ya que es una de las que menos recursos necesita para funcionar como LiveCD. LiveCD es la ejecución del sistema operativo completo sin la necesidad de instalarlo en el ordenador, de forma que al apagar todo el sistema operativo y los datos no guardados en particiones permanentes desaparecerán.

Como siempre, antes de instalar un sistema operativo, debemos hacer una copia de seguridad. Lo haremos en DVDs, CDs o en un disco duro externo por USB/Firewire. Recomiendo el disco duro externo, ya que es más rápido y con mucha más capacidad que los DVDs. Para el disco duro externo hay dos opciones, comprar uno externo, o comprar uno interno y una caja. En capacidades grandes (500GB) las diferencias de precio entre disco duro interno+caja externa o uno externo pueden ser inferiores a 30€, pero para cantidades inferiores a 200GB la diferencia es bastante mayor. La comodidad de los discos duros internos con caja externa es que si se rompe o se queda pequeño el disco duro, podrás cambiarlo conservando la caja y ahorrando algo de dinero, pero implica un poco más de complicación y no todos los usuarios se atreven a meterse en este nivel. Para el formateado de discos duros externos, recomiendo FAT32 para que sea compatible con Mac y Windows, aunque también será posible leerla NTFS, aunque para darle este formato debemos realizarla desde Windows.

A continuación los pasos que debemos seguir:

Paso 1: Deberemos destinar una partición a la instalación de Linux, otra para la memoria de intercambio (swap) y otra para datos si no la creamos previamente en la instalación de Windows. La partición para Linux debe tener formato ext3, la de datos debe ser FAT32 (si usamos también Windows) o ext3 (si sólo usaremos Linux) y la de swap debe tener formato swap. Además podemos crear otra para el gestor de arranque (muy recomendable si también tenemos Windows instalado), en cuyo caso debemos formatearla con ext3 y asignarla como ejecutable o “bootable”. Hay que tener en cuenta que en la partición en la que vayamos a instalar Linux debemos ponerle como punto de montaje “/” (sin las comillas).

Paso 2: Realizar la instalación de Linux. Los pasos y requerimientos de intervención del usuario durante este proceso varían según la distribución, pero tranquilos que en general son muy fáciles de seguir.

Paso 3: Creo que en todas las distribuciones a excepción de Ubuntu existe un usuario llamado root (o superusuario) que es el que tiene todos los derechos para hacer lo que quiera, por lo que debemos crear al menos otro usuario para uso normal y no usar el root nunca. En caso de Ubuntu se pueden hacer cosas con permisos de root, pero no puedes iniciar sesión como root propiamente dicho.

Paso 3: En caso de tener alguna distribución obsoleta deberemos descargar e instalar los drivers de nuestro hardware. Para esta tarea recomiendo abrir una consola y ejecutar el comando “apt-get upgrade“. Con esto actualizaremos todas nuestras aplicaciones que tengamos instaladas. Al igual que en Windows, recomiendo tener siempre actualizado el sistema.
Paso 4: ¡A disfrutar!

NOTA: En Linux no es necesario softaware antivirus ni cosas de esas, pero si tenéis datos especialmente sensible os recomiendo instalar algún firewall. Para los nuevos, deciros que en Linux (en general todo sistema basado en UNIX como Linux y MacOS) no existen los virus como los conocemos en Windows. En Windows un virus puede hacer lo que quiera, pero en UNIX no. Puedes tener un archivo infectado pero éste no se expandirá ni podrá acceder a archivos de otros usuarios del ordenador ni del sistema (a menos que estemos loegados como root, de ahí la razón de no usar ese usuario nunca).

Anuncios

Responses

  1. […] distribución escojo? Como ya dije en el post de “Consejos para la instalación de LINUX“, existen muchas distribuciones de Linux, y a priori es difícil saber cuál es la más […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: